¿Que es una FACHADA VENTILADA?

FACHADAS CERÁMICAS | 0 Comentarios

El concepto de Fachada Ventilada hace referencia a una solución constructiva que permite revestir el exterior de una fachada con piezas ceramicas, siendo su función principal, la separación física del ambiente interior y exterior del edificio.

Básicamente, el sistema consiste en la instalación de una estructura de aluminio sobre la fachada de obra, en la que se alojará el sistema de fijación de las piezas cerámicas.

El objetivo primordial de este tipo de cerramiento es el de crear un efecto chimenea, con lo cual se garantiza una reducción considerable en las transmisiones térmicas desde el exterior de la edificación, en estaciones cálidas o frías, aminorando el consumo energético, ocasionado por el acondicionamiento de los interiores, contribuyendo así a la viabilidad estética, energética y ecológica de la edificación.

SISTEMAS DE ANCLAJE para fachadas aplacadas

En la actualidad existen muchos sistemas de anclaje, pero podemos diferenciarlos en dos grandes grupos:

Fachada ventilada sistema oculto

Sistema oculto
Los anclajes quedan ocultos por la propia pieza, creando una planimetría perfecta y una estética limpia y lineal. Hay diferentes técnicas y mecanizados para conseguir dicha estética. Una de ellas es realizar unas ranuras en el “grueso” del material (espesor), en donde se anclan los herrajes para la sujeción de la pieza.

Fachada ventilada sistema visto

Sistema visto
Las piezas cerámicas son ancladas al perfil mediante unos herrajes que “pinzan” la pieza sobre la estructura. Dejando a la vista estos anclajes. Hay una amplia diversidad de formas y acabados.

Dentro de cada sistema podemos encontrar dos tipos de grapas: de ARRANQUE O TERMINACIÓN y las de CONTINUACIÓN, las cuales pueden ser CON JUNTA o SIN JUNTA. Ver tipos de anclajes para aplacado.

CÓMO PROYECTAR una fachada ventilada

En la actualidad, existen diversas opciones a la hora de estudiar el diseño y ejecución de una fachada, pero para poder evaluar sus costes y viabilidad, tanto para edificios nuevos como en fase de remodelación o rehabilitación, habrá que tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. Estudio técnico de la fachada: Modulación de fachada y planos.
  2. Sistema a utilizar: Visto, Oculto o Mixto
  3. Materiales para revestir: Gres porcelánico, gres rústico, piedra, mármol…
  4. Mano de obra: Incluyendo herramientas, utillaje y maquinaria necesaria para el proyecto.
  5. Medios Auxiliares: Plataformas, andamios…

Respectos a la elección de los materiales para revestir, antes de su elección hay que tener en cuenta ciertas consideraciones: Ver “Consideraciones a tener en cuenta en una fachada cerámica”.

VENTAJAS de la fachada ventilada

  • Ahorro energético (25 a 40%)
  • Menor dispersión de calor.
  • Ausencia de deterioro a lo largo del tiempo.
  • Ausencia de humedad y eflorescencias en las paredes exteriores.
  • Eliminación de la condensación superficial.
  • Estabilidad a la estructura y al muro soporte.
  • Insensible a la corrosión provocada por la contaminación.
  • Bajo coste de mantenimiento
  • Posibilidad de sustitución de elementos del revestimiento.
  • Muy práctico en rehabilitaciones. Aplicable sobre revoques existentes.
  • Notable mejora del aislamiento térmico/acústico del edificio.
  • Renueva totalmente la estética del edificio.
  • Mejora las condiciones ambientales.
  • Dispersión de la humedad presente en el interior.
¿Le ayudamos?